Logros 2015 y Desafíos 2016

Durante el 2015, la Corporación Crédito al Menor – CCM vivió un año de muchos logros y satisfacciones debido a que se cumplieron a cabalidad los compromisos establecidos con SENAME y las metas comprometidas por el nuevo equipo directivo ante el Directorio Bci. Así, se optimizó la gestión interna de la Villa Jorge Yarur Banna y con ello se impactó directamente en la calidad de vida y desarrollo integral de las niñas.

Con alegría y satisfacción se exponen a continuación los logros, cambios y mejoras que se llevaron a cabo. Asimismo, se comparten  los desafíos que vienen y que impulsan a todos los colaboradores de la Villa a cumplir con la misión de ser la mejor residencia transitoria para niñas y adolescentes en la Región Metropolitana.

 

logros

LOGROS, CAMBIOS Y MEJORAS

1. Escolarización: El 88% de las niñas que residen en la Villa Jorge Yarur Banna fueron reinsertadas en el sistema educacional formal, tomando en consideración las necesidades educativas específicas de cada una. Solo por dar un ejemplo, compartimos el caso de Roxana y Cecilia, de 8 y 16 años respectivamente, quienes llegaron a la Villa con un retraso escolar de 3 años. Ambas recibieron apoyo psicopedagógico, cariño y dedicación, lo cual permitió su nivelación y normalización en el sistema escolar.

2. Reinserción Familiar: Dado que la larga institucionalización tiene efectos negativos en las relaciones intrafamiliares, se han hecho importantes esfuerzos desde la Corporación para trabajar en la mejora de la calidad de la intervención, con el propósito de lograr la restitución del derecho a vivir en familia en el menor tiempo posible. Durante el año se atendió a 80 niñas y adolescentes, de las cuales han logrado su egreso 20 de ellas (un 25% de las atendidas). A lo anterior se suma que hay 8 niñas y adolescentes que actualmente están en proceso de acercamiento familiar, 31 están en proceso para restituir el derecho a vivir en familia y 10 tienen posibilidad real de egreso de la Villa Jorge Yarur Banna al corto plazo.

3. Desarrollo Integral: Durante el 2015 pusimos gran énfasis en el desarrollo integral de nuestras niñas, lo cual implicó una educación valórica sistemática (formación sacramental, scout, actividades de voluntariado) y la realización de talleres para fomentar el desarrollo de sus talentos individuales (teatro, música, baile, peluquería, bisutería, tejido). Nuestro objetivo fue no solo atender sus necesidades básicas, si no que apoyar y fortalecer su formación y preparación para la vida independiente.

4. Apresto Laboral: Como parte del plan de formación integral que tiene la CCM, se profesionalizó las Chocolateras con la finalidad de entregar a las niñas herramientas concretas para su futura vida independiente. Se invirtió en capacitación y cursos de alto nivel para las adolescentes interesadas en participar en el proyecto, se compró insumos de mejor calidad y nuevas máquinas, para poder trabajar en óptimas condiciones y aumentar así la oferta de productos. Participaron de este proyecto 10 niñas, quienes no sólo produjeron y vendieron sus chocolates dentro de los edificios Bci cada quince días entre los meses de marzo a diciembre, recibiendo un ingreso mensual por el trabajo realizado, sino también, desarrollando competencias laborales necesarias para su reinserción social.

5. Voluntariado: Durante el 2015 se realizaron 20 actividades de voluntariado entre junio y diciembre. Participaron en total 126 colaboradores Bci, de los cuáles 27 participaron en 2 o más eventos. Destacan la celebración del Día del Niño en Fantasilandia, Fiestas Patrias, Navidad y el Taller “Enseñar es Ayudar” (reforzamiento escolar).

6. Profesionalización de la gestión y procesos internos: Debido al fortalecimiento de los procesos internos y al seguimiento de los objetivos e indicadores, la CCM ha avanzado en el desarrollo de su FECU Social. A su vez, en términos de desarrollo organizacional, se trabajó durante todo el año en el cuidado de los colaboradores de la Villa, procurando que tuvieran las condiciones óptimas para la ejecución de su trabajo y un buen clima laboral (Jornadas de Planificación y Talleres de Autocuidado).

DESAFÍOS

1. Formación integral y preparación para la reinserción social y/o familiar: Tenemos por delante un desafío permanente, la mejora continua, para lo cual si es necesario debemos buscar asesoría de expertos y seguir avanzando en ser cada vez mejores. Por otro lado, se debe avanzar en perfeccionar la calidad técnica de la intervención y permitir así que las niñas puedan volver con sus familias en el menor tiempo posible, esto implica que el equipo técnico tenga capacitaciones y talleres de desarrollo de sus competencias profesionales de manera sistemática y permanente. Si no fuera posible restituir el derecho a vivir en familia, debemos lograr que las niñas durante su permanencia en la Villa reciban una formación integral para la vida.

2. Aumentar el aporte de los socios: El 25% de los ingresos de la CCM son aportes de Sename, mientras que el 75% se financia por aporte de los colaboradores Bci. En los últimos 5 años ha disminuido considerablemente el número de socios y los aportes que ellos realizan, sumado a que los costos de vida han aumentado y sustentar un servicio de excelencia como el que brinda la Villa Jorge Yarur Banna genera elevados gastos. Por lo tanto el gran desafío para el 2016 es conquistar nuevos corazones y aumentar el aporte de los actuales socios. Necesitamos tú ayuda.